9 Dan Karate, Fernando Fernández

Reportaje Diario de León

Galones para un maestro del arte marcial

El maestro leonés en 1963 cuando se inició en el kárate. DL -

El kárate forma parte de su vida. A él ha dedicado más de 50 años como practicante y también instructor. Y también con este arte marcial ha moldeado su personalidad, la de un deportista para el que el respeto al prójimo es su credo. Sin hacer ruido, todo lo contrario, desde la humildad, el leonés Fernando Fernández ha logrado convertirse en uno de los representantes más cualificados dentro de este arte marcial. No sólo a nivel nacional, también internacional.

El maestro leonés en 1963 cuando se inició en el kárate. DL

Fernando, en 1973 antes de lograr su primer Dan. DL

El instructor leonés en un rompimiento en el año 1980. DL

Hace un par de meses se convertía también en uno de los elegidos (sólo hay tres más en España) en alcanzar el grado de cinturón negro 9º Dan (el más alto es el décimo), un reconocimiento que con 70 años le llega al pie del cañón, entrenando y enseñando en el gimnasio Kárate Club por el que han pasado cientos de alumnos y se han formado más de 600 cinturones negros. De aquel 1963 cuando empezaba su andadura en este arte marcial ayudado por uno de sus antiguos profesores de escuela que había obtenido en Francia el cinturón negro de kárate, judo y aikido hasta el presente 2016, su trayecto ha estado marcado por los éxitos, pero para él lo más importante ha sido su faceta de formador. Fernando guarda en su retina muchos momentos especiales. Uno cuando en 1975, y tras practicar duramente durante 12 años, aprobaba en Madrid el examen con el que lograba su primer cinturón negro. Fue en ese momento cuando decide dedicarse profesionalmente a este arte marcial japonés, en este caso en el estilo Shotokan.

Para este maestro de las artes marciales la década de los 60 del siglo pasado fue muy especial. Fueron sus inicios y también la época de sus primeros entrenamientos en un local de la calle Sahagún en la capital leonesa. Una década después y tras incluir al kárate como una parte esencial de su vida, logra abrir su propio gimnasio, el Kárate Club, situado en la avenida Padre Isla y donde, a pesar de cambiar de ubicación, sigue impartiendo su sabiduría además de mantener su tono físico entrenando al menos tres días por semana. En su gimnasio Kárate Club Fernando Fernández ha compartido los éxitos personales y deportivos propios (consecución de los diferentes grados de cinturón negro) con los de sus alumnos. Primero en la avenida Padre Isla, luego durante tres décadas en la plaza Torres de Omaña y desde 2013 en su nueva casa, en la calle Juan de Badajoz. Director deportivo de un club sin ánimo de lucro y dispuesto aún a mantenerse muchos años como un apasionado practicante del kárate, Fernando puede presumir, aunque eso no va con su carácter, de contar con un currículum envidiable que sólo en un primer escalón cuenta con más de 50 podios en competiciones nacionales e internacionales.

Vicepresidente de la Federación autonómica, maestro nacional de kárate, árbitro nacional de kata y combate e instructor nacional de defensa personal, su importancia para este deporte al que ha dedicado gran parte de su vida e ilusiones también le ha reportado reconocimientos como la Medalla de Oro de la ciudad de León y la Medalla al Mérito Deportivo de Castilla y León. Logros de todo un campeón, de un maestro y pionero del kárate en España.

9 Dan Karate, Fernando Fernández

Fuente: Diario de León

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *